CAROLINA CASTAÑEDA, PERDIDA EN EL FUEGO